Charlie Hebdo II. Supongamos que no es lo que parece.

11 enero, 2015 por batzegada


SUPONGAMOS QUE LA MASACRE DE CHARLIE HEBDO ES…

Otra operación de falsa bandera

Falsa bandera 2

¿Qué es una operación de bandera falsa?

Resumiendo, es un auto atentado llevado a cabo por un gobierno a través de sus servicios de inteligencia, mercenarios o simples títeres, cuya finalidad consiste en culpar a un tercero inocente para justificar acciones contra él, ofrecer “soluciones”  para que no vuelvan a repetirse estos atentados, derrocar algún gobierno, provocar miedo entre la población o desestabilizar terceros países en beneficio propio. Ejemplos de operaciones de falsa bandera serían, por ejemplo, la voladura del Maine, barco estadounidense hundido por los propios yankees de cuyo hundimiento culparon al gobierno español, justificando así la guerra entre ambos países en 1898 en la que se apoderaron de Cuba, o el atentado del 11-S en Nueva York y el Pentágono, llevado a cabo por la inteligencia estadounidense y el Mossad israelí para justificar la invasión de Afganistán, la posterior de Irak y la mayor presencia de la potencia en la región.

Vídeo sobre la voladura del Maine:

 

Vídeo sobre la operación de falsa bandera de las Torres Gemelas (Los eslabones perdidos del 11-S):

 

Si este fuera el caso habría que preguntarse, antes de nada, quién se beneficia de la situación creada. Actualmente, los gobiernos occidentales nos machacan a través de sus medios de comunicación con la tan manida ‘guerra contra el terrorismo internacional’. Con atentados como estos se consiguen dos cosas:

  • Justificar la intervención contra gobiernos legítimos de países musulmanes, a los que culpan de alentar el islamismo radical. Se desestabiliza a determinados países y se aumenta la presencia de las potencias occidentales (EEUU, Gran Bretaña e Israel, fundamentalmente) en la zona. Geopolítica pura y dura, se sitúan las piezas estratégicamente. Si los pueblos occidentales perciben a estos países como peligrosos para ellos no se opondrán a la intervención de sus gobiernos.
  • Atemorizar a la población, que acepta perder cuotas de libertad y privacidad cada vez más grandes en aras de una mayor seguridad. En definitiva, se somete a la gente a un control prácticamente total sin que nadie rechiste.

Pero, ¿existe realmente el terrorismo internacional? Si existe no es desde luego el de Al Qaeda, cuya creación corresponde a la CIA. Fueron ellos, los yankees, los que instigaron la guerra entre la Unión Soviética y Afganistán en 1979; entrenaron y armaron a los talibanes, los mismos que, supuestamente, atentaron contra las Torres Gemelas y el Pentágono. Y son también los gobiernos occidentales lo que han promovido el auge de los yihadistas en países como Libia o Siria, haciendo crecer así a los salvajes del Estado Islámico. Francia es uno de los responsables de esto. ¿Y ahora qué, señores? ¿Quién es el terrorista?

Si la masacre de la revista Charlie Hebdo ha sido otra de estas operaciones lo veremos en breve. Mayor control sobre el tránsito de personas, mayor control de Internet, de las comunicaciones, en los aeropuertos, mayor implicación de algunos países en las operaciones americano-israelís en Oriente Medio… Por ahora no hay demasiados indicios que nos puedan conducir hacia esta hipótesis, pero desde luego no es descabellado. Como siempre, hay cosas que no cuadran. Si unas personas son capaces de planificar con tanto detalle una determinada acción, conociendo incluso todos los nombres de las personas que había en la redacción, ¿cómo es posible que sean tan inútiles de olvidarse en el coche en el que huyen un documento de identidad? Si tan bien planearon el atentado, ¿cómo puede ser que delaten su posición robando horas después una gasolinera? Además estas cosas siempre acaban igual, con los protagonistas muertos. Es lo que tienen los fiambres, que no hablan.

Anuncios

Categorías

Estadísticas

  • 5,110 visitas

Top Clicks

  • Ninguna

Lo más leído

A %d blogueros les gusta esto: